Lumosidad

Has estacionado tus ojos en el lugar que casualmente imaginé en mi cabeza. Aquí las cosas son burdas, creativas o superficiales... a veces profundas, pero no te aseguro nada.

jueves, 25 de diciembre de 2008

Estilo de vida

Mi madre no compró acondicionador y mi cabello se siente extraño, mi escritorio está abultado con migas de comida y mi cuerpo de joven obeso y superficial está adolorido y cansado. Un mes de trabajo en multitiendas y una existencia extraña llena de contrastes me pasa la cuenta de la peor forma posible: kilos de más y ojeras.
Siempre he creido que mi vida es como una teleserie, donde todos se besan con todos y por tanto comparten los mismos gérmenes bucales, pero mi existencia es mucho más que eso, también es trabajo, estudios, gente linda y un poco de estilo.
No sé como siempre termino parado en los extremos más inusuales de la existencia penquista, donde un día me encuentro en casas ostentosas y bien decoradas y en el siguiente en una multitienda popular donde la gente de bajos recursos me pide la opinión sobre que polera deportiva combina mejor con sus zapatillas nike shox con resortes o si pueden pagar a crédito en 36 cuotas. Todo es tan borroso y extraño que pienso algún dia terminaré hablando con la ''ch'' de forma arrastrada y mal utilizada con cualquier ente dije y elegante, y de eso no estoy muy lejano.
Mi amiga kate siempre dice que todo va a estar bien y que debo pensar positivo, la mayoría de las veces me resulta obedecer a su sabiduría para salir de los altercados que me prepara la estruendosa vida, pero pensar tan positivo me hace sentir impaciente por adquirir ropa colorida donde destacan mi chaqueta morada y mis bermudas celestes entre un sin numero de prendas que si no están en mi guardarropa seguramente estarán en la estantería de un payaso de circo o una mujer de mala vida, y es que rara vez tomo conciencia del por qué de aquellas miradas callejeras que no escatiman en injurias .
Tengo la certeza que llegará un día en que pueda equilibrar mi estado de hiperactividad y mi lado emotivo para dar lugar a un ente normal, y aunque es dificil no estar al tanto del estado de mi pelo y dependo de bajar constantemente de peso para sentirme a gusto conmigo mismo y asi enfrentarme al resto, siento que por ahora disfruto un poco siendo yo mismo, pero solo un poco.



lunes, 1 de diciembre de 2008

déjame

nene, no trates de encontarme, algún día estaré bien.
Quizás encuentre el camino correcto, en el momento preciso, para salir del fondo del mar.
Cuando grito recuerdo tu voz diciendo cosas sin sentido y cuando estoy a punto de caer, respiro hondo y pido a dios ser fuerte.
Casi podría lamentarme por siempre, pero el orgullo siempre es más fuerte y esta noche cantaré el adiós a este desequilibrio interno.